SOBRE DISCIPLINA POSITIVA

La Disciplina Positiva es una filosofía de educación que anima a los educadores a dar herramientas de vida a los niños y jóvenes. Es principalmente usada en las familias y en el aula, con el objetivo de formar ciudadanos comprometidos con su crecimiento y con la sociedad. 

La Disciplina Positiva busca herramientas que sean amables y firmes en simultáneo, enseñan capacitar a los niños y jóvenes para la vida enseñándoles a desarrollar la auto-disciplina, la responsabilidad, la actitud colaboradora y la habilidades para resolver problemas, desarrolla la resiliencia y el sentimiento de comunidad.

La Disciplina Positiva se basa en la filosofía de los psicólogos Alfred Adler y Rudolf Dreikurs desarrollada en 1920 y ha sido impulsada y contextualizada a nuestros días por las psicólogas Jane Nelsen y Lynn Lott en USA. 

A los padres y maestros La Disciplina Positiva les invita a actuar mirando a largo plazo, les anima a descubrir cuales son los mensajes que realmente queremos dar a nuestros niños y como comunicárselos a través de acciones concretas, para el niño interiorice mensajes poderosos como “Yo Soy Importante” “Yo soy necesario” “Yo soy Capaz” “Yo soy Hábil” “Yo soy Influenciador”   “Yo tengo Poder”  entre otros, que le ayudarán a lo largo de su vida a construir su realidad de manera positiva.

PAMELA MORENO

La disciplina Positiva en Colombia, está en un hermoso proceso acelerado de crecimiento. En en 2015 se creó LA ASOCIACIÓN DE DISCIPLINA POSITIVA COLOMBIA  de la que Pámela Moreno es fundadora. Esta fue la primera asociación reconocida por la ASOCIACIÓN INTERNACIONAL DE DISCIPLINA POSITIVA, base en Los Ángeles Estados Unidos, la cual les ha certificado y entrenado, y cuentan con un maravilloso programa útil para familias y aulas. 

 

Pámela Moreno, es coach de Padres en Disciplina Positiva, certificada como educadora de padres y para el aula por la asociación internacional de Disciplina Positiva. Es Educadora Montessori AMI asistente para la infancia de 0 a 3 años y Máster de 6 a 12 años, con diplomado en Neuroeducación.

Además, como mamá de tres hijos, es testigo de que La Disciplina Positiva permite una crianza feliz, basada en el respeto de todos, adultos y niños. Es firme creyente de que conectándonos con ese ser maravilloso que es el niño, no solo le guiamos para ayudarlo a fortalecer importantes habilidades de vida, sino que

también nos impulsa a ser mejores seres humanos, dignos de ser modelados.

 

Su objetivo es que los retos en la educación, sean maravillosas oportunidades de aprendizaje para todos y construyamos una sociedad de paz.