• Pamela Moreno Alvarez

"mamá sabes?, no me gusta pensar"


Cuando escuché por primera vez sobre el tiempo fuera o Time Out, entendí que la idea era llevar al niño a un “sillón especial” o rincón, obligarle a estar ahí solo y dejarle para que recapacite sobre su comportamiento.

Era evidentemente un castigo sin maltrato físico y ampliamente recomendado en varios programas de tv, profesoras de escolar y psicólogas, así que me animé a usarlo con mi hijo mayor, hace 11 años no sabía de Disciplina Positiva y pensaba que esto era mejor que un grito o un golpe. Usé castigo del tiempo fuera , pensando que le ayudaba a reflexionar y así evitar futuros malos comportamientos. Le pedía a mi hijo de dos años que se retirara a reflexionar y que estuviera en el “sillón de pensar” un minuto por año cumplido, es decir que inició con dos minutos “pensado”.

Luego mi hijo entró al jardín y fue mandado a “pensar” con más frecuencia y un día, luego de cumplidos los 3 años me dijo: “Sabes? no me gusta pensar!!”. Que gran cachetada me dio la vida! Eso es lo que le estoy enseñando a mi hijo? Realmente estaba alejando a mi hijo del objetivo de reflexión, y como a cualquier castigo, lo rechazaba y le llenaba de rencor, culpa, etc. Luego de eso dejé de usarlo, y afortunadamente durante mis estudios de disciplina positiva conocí el Tiempo-Fuera-Positivo ó “Tiempo Dentro”. Debo confesar que me daba miedo el tema, pero indagué, y me encontré con un tiempo de reflexión respetuoso, para mí y para mis hijos, con un objetivo claro en ayudar y no en castigar.

El retirarnos de la situación, tiene un fondo biológico: Cuando estamos molestos, tanto niños como adultos, perdemos acceso a una parte del cerebro que nos permite pensar en soluciones y actuar racionalmente y, en cambio, se despierta el cerebro instintivo y animal, así que somos reactivos, amenazadores y buscamos soluciones a corto plazo.

Cuando tomamos un tiempo para tranquilizarnos, no como castigo sino como una herramienta de autocontrol realmente tomamos una elección para sentirnos mejor y ahí es realmente valiosa.

Cómo usarlo?

– El tiempo fuera positivo, es un nombre un acartonado, llamenle diferente para que sea amigable para nuestros hijos: Rincón feliz, Sala de Relax! Sean creativos, diviertanse.

– Junto a nuestro niños decoramos un espacio de casa con cosas que puedan ayudar a calmarnos: Crayolas, juguetes suaves, cojines, tapete suave, revistas, etc. Los niños usualmente tienen ideas espectaculares para decorarlo.

– Con anticipación los niños deben saber que tienen LA OPCIÓN de ir libremente cuando quieran sentirse mejor. Es importante ser ejemplo para nuestros niños, cuando estemos molestos ir nosotros al lugar de calma (puede ser el mismo para todos o uno especial para cada miembro de la familia) y volver con un ánimo nuevo a resolver el conflicto.

– Luego de ser nosotros ejemplo, ya podemos invitar respetuosamente a nuestros niños a ir al lugar de calma cuando los veamos molestos, ofrecérselo como una opción libre, podemos acompañarlos mientras se tranquilizan, y así, les estamos entrenando a buscar la calma en momentos conflictivos, para luego racionalmente buscar soluciones y no culpables. - Esta estrategia para enseñar autocontrol está pensada para niños mayores de 4 años.

No sería maravilloso si todos nosotros como adultos tuviéramos ese entrenamiento?

Cuántas batallas evitaríamos si antes nos calmamos?

Como siempre esta es una herramientas más y no siempre funcionará, por eso es importante tener muchas estrategias y ofrecer este tiempo fuera como una alternativa: “Quieres ir al rincón de calma o prefieres que respiremos juntos?”, así realmente será respetuoso y no se caerá en una lucha de poder pa(ma)dre/ hijo por ir o no a este lugar especial.

---------

Ahora llevamos varios años con un espacio para calmarse, al inicio se llamaba "la Cama", era un colchoneta suave con un espejo en la pared, y una caja con libros para leer, durante mucho tiempo mis hijos al sentirse abrumados o en medio de una pelea entre ellos, iban a enrollarse en la colchoneta y mirando su cara en el espejo se iban calmando. Incluso mi hija menor la empezó a usar desde mucho antes de los 4 años, con solo ver a sus hermanos usarla. Hace unos meses nos mudamos de casa y no hemos instalado un lugar específico, pero el hábito ya está creado y cada niño a ido eligiendo diferentes espacios o actividades que le ayudan a calmarse, pensar y luego venir a resolver. El de 11 años por ejemplo sale a montar bicicleta, el de 9 prefiere ir a su cama y dar desde ahí pelotazos a la pared, la de 4 pide abrazos o se mete en su casa de cartón. Y siguen siendo niños así que no siempre logran controlarse y retirarse, a veces explotan como a veces lo hacemos los adultos, seguimos tomando conciencia y mejorando esto es un proceso sin final como la vida!

---------

Pamela Moreno Mujer * Mamá De Tres * Educadora con diplomado en Valores humanos* Educadora De Padres y Maestros En Disciplina Positiva * Miembro De La Asociación Internacional Positive Discipline Association
 * Miembro Fundador De La Asociación De Disciplina Positiva Colombia

Estos son algunos ejemplos de rincones de la calma que encontré en la web y pueden inspirarlos:

#disciplinapositiva #tiempofuera #sillondepensar

63 vistas

@2017 La Disciplina Positiva de PamM

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Twitter Icon