• Pamela Moreno Alvarez

¿Disciplina Sin Castigos? ¿Y cuándo hacen algo mal que se hace?


Una de las preguntas que mas recibo de padres que se interesan en la disciplina positiva es cómo lograr una disciplina sin castigos, sin consecuencias, sin hacer que el niño pague por sus errores. Tenemos metido muy dentro nuestro que la LETRA CON SANGRE ENTRA, pero hoy la neurociencia sabe que eso no es verdad. Cuando tenemos miedo, el cerebro se pone en modo ALARMA buscando sobrevivir, el nivel de cortisol aumenta y el único objetivo es superar el reto no aprender de él. Así pues el castigo no nos ayuda a educar a largo plazo, sino a reprimir por el momento. El niño para evitar el castigo (físico o no) cederá ante la figura de poder pero no tendrá habilidades de vida que le permitan evitar el mal comportamiento a largo plazo. El castigo, la amenaza, el grito, la burla, todas las acciones donde mostramos nuestro poder sobre el niño en búsqueda de control caen en esta dinámica inmediatista poco constructiva.

La Disciplina Positiva se basa en el principio que todos los seres humanos, como seres sociales, necesitamos un ambiente sin conflicto donde crecer y prosperar, así pues, los niños también están ansiosos de colaborar en la creación de ese ambiente, por eso mas que pensar en COMO HAGO QUE MI HIJO PAGUE por esto que hizo mal, nos invita a que nos enfoquemos en QUE HABILIDADES DE VIDA DEBO ENSEÑAR A MI HIJO PARA QUE ESTO NO VUELVA A PASAR (O lo equivalente al aula).

Tu hijo y tú, en un mismo equipo, buscando crecer juntos, buscando desarrollar habilidades de vida, buscando compromisos a largo plazo, viviendo el amor incondicional, el respeto mutuo, enseñando en la practica de relaciones sanas, educando para el futuro. ¿Significa entonces que los niños criados en la disciplina Positiva no sufren ninguna consecuencia por sus acciones? Realmente significa que a los niños criados con disciplina positiva no se les inventan castigos llamados consecuencias buscando que sufran por un error, sino que se les acompaña con respeto y empatía en la vivencia de las consecuencias NATURALES y con toda la confianza en sus capacidades para aprender de la experiencia y crecer. Si por ejemplo un niño de 3 años decide que no quiere comer su desayuno, la consecuencia natural es que sentirá hambre, y sin decir "te lo dije" o "eso te pasa", le acompañamos para que aprenda de su experiencia con dignidad y espere hasta la hora de la próxima comida, sin rescatarlo y sin humillarlo. Claramente algunas consecuencias naturales serán mas educativas para unos que para otros, y por eso desde la disciplina positiva no dependemos solo de ellas para educar y mas bien preferimos enfocarnos en SOLUCIONES, entre otras muchas otras estrategias respetuosas para el adulto y para el niño., como: - Crear Acuerdos Juntos - Crear Rutinas Juntos - Empoderar, capacitar - Comunicación Efectiva

- Involucrar a todos - Hacer juntas familiares - Utilizar el Tiempo Fuera Positivo - Buscar el fondo detrás del mal comportamiento - Etc! La única manera de tener niños respetuosos, es permitiéndoles conocer el respeto, sintiéndose respetados y conociendo que son indispensables para la creación de un ambiente familiar (o escolar) positivo. Si tienes hijos menores de 5 anos y quieres conocer de estrategias específicas para estas edades, participa en nuestro próximo taller virtual Pamela Moreno Certified Positive Discipline Trainer Miembro de la Asociación de DP internacional

Miembro Fundador de la Asociación de DP Colombia

Mamá de 3 asombros maestros

Conferencista, tallerista y aprendiz de la vida.


236 vistas

@2017 La Disciplina Positiva de PamM

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Twitter Icon